Mercados


El cambio tecnológico afecta cada vez más rápidamente a las condiciones generales y funcionalidades que rigen la economía. Esto significa que para las empresas es cada vez más difícil tener claro cuáles son los caminos seguros a seguir hacía el futuro. El reto consiste en no sólo disponer de las soluciones correctas, sino de ponerlas en práctica de forma rápida y competitiva.

Lo determinante es seleccionar aquellos recursos de las empresas, que convierten las oportunidades en un éxito seguro para las mismas.

Segmentos de mercado: Servicios · Comercio · Industria

Servicios
La fuerte presión competitiva a nivel internacional cambia los mercados de servicios a un ritmo apenas comprensible. Nuevas tecnologías crean una transparencia que aumenta cada vez en mayor medida la comparabilidad y la presión de costes. Los modelos de negocio tradicionales tienen que reafirmarse de nuevo, los mercados fluctúan y la erosión de los márgenes son el resultado.

Comercio
La digitalización acelera los procesos y procedimientos a todos los niveles y en todos los canales. Este desarrollo demanda nuevos enfoques. La evolución demográfica supone que cada vez hay una mayor escasez de talentos.

Industria
La individualización de los deseos del cliente hasta un tamaño de lote de 1 anulan las leyes clásicas como la "Economy of Scale". La creciente competencia global se convierte en un desafío permanente para las empresas en emplazamientos con salarios elevados. La Industria 4.0 ofrece nuevas oportunidades de una forma sin precedentes.

La gestión de la innovación es una cuestión de supervivencia.